BCN Poesía (13 poetas barceloneses que escriben en castellano)

Jahel Virallonga


Jahel Virallonga (Barcelona 1986). Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la UAB. Trabaja en la empresa de servicios culturales Faer Feit como directora artística. Ha colaborado en proyectos para la Generalitat de Catalunya, el Consorcio de Bibliotecas de Barcelona, la ACEC, el Institut Català de la Dona, el Espai Betúlia y para diferentes centros cívico. Ha publicado poemas en la revista Piedra del Molino y ALGA, así como en los libros de actos de Poesía joven de la Fundación Rafael Alberti y Cosmopoética de Córdoba (2006). Aparece en la antología de poesía joven “Quàntiques” y a raíz de ello ha hecho varios recitales.

***

POEMAS

PADRES DIVORCIADOS

Leo en braile la realidad en el espejo
lo último que vi suena a risa de bicicleta
en la casa cuadrada dónde cada uno
ocupaba un vértice por el que se filtró la luz.

No entiendo aún las variables de la geometría
pero acepté el teorema fracturado al instante
de las nuevas leyes de sus vidas conyugales
y el silencio vulnerable de mi hermano.

Se construyó una realidad de catálogo
para resolver primero los daños mayores
mientras los pequeños nos blindamos
para el frío que fue más allá del tiempo.

La infancia retiene más que recuerda
proyecta el miedo a la pérdida
configura la capacidad de amar
afila el tacto de los ciegos.

***

Ya eres una realidad emergente
como cualquier día si expectativas.

Te amoldas a la mañana
cual serpiente a su victima,
soñando un vacío perpetuo.

Y siempre enciendes, apagas, abres y cierras
y nunca enciendes, abres, cierras y apagas.

Asaltas todos los días
con esa monotonía
que te hace dormir tranquila.

Sabes? es bien cierto que
se destruye la materia
cuando te transformas a solas.

***

Cuando nada podía detener mis dedos
las horas pasaban
un día de olvido

El vapor de las planchas se volvía
pesadumbre de fábrica
y andar no llevaba a ningún precipicio

Sola como una geisha entre rastrojos
empecé a odiarte desde el principio

***

Eres cuando dejo las llaves y huelo a sopa

el equilibrio del tiempo que reconozco
por el instinto hacia las estancias que me ofreces
sin rubor por el desorden, que no escondes

bajo las alfombras

Me oculto para que sufras la ausencia.

Medito si vale la pena que me descubras
o si prefiero ser una Alicia eterna
en el país atrapado en mi cuento

Déjame

Ser Hansel sin Gretel
vigílame desde lejos y aunque no te vea
asegúrate que cuando esté empachada

encuentre las migas de ti para regresar a casa.

***

Suena a lo largo y huele a bossa nova
esta arquitectura del recuerdo.

Me alquilaste un estrecho bienestar a cambio
de una jaula acolchada de asfixia en rendijas.
Pero supe que la madera del naufragio
ardía al cruzar cualquier frontera.

Fumábamos el rencor para encontrarnos
en la antropología de perder una derrota.

Me descubro ante ti con la pleitesía
de quién para vencerte, se ha invadido.

***

Lo que conozco de ti se ha quedado al marcharte
cuando ayer no sabía quien eras, vi en tus ojos
que luchamos juntos en la primera guerra Dacia
cuando tu sangre era ya la mía y no importaba.

No he hecho reformas a tu llegada, como un ciego
has oído mi vida y reparas sobre la marcha.
Comprendes que una egipcia pudo amar a un romano,
que la moral perjudica lo lealmente honesto.

Perteneces a mi estirpe bestia que protege
el olor del instinto y muerde los mercenarios.
Respetas el código sin conocer la lengua
Porque sabes que nadar es tirarse primero.

DISTANCIA

Los edificios se mojan de distancia
cuando el tiempo se cuenta con centímetros.

La cama es nuestro mapa a escala de metro
donde la tensión de imperios enfrentados
se rozan queriendo formar parte del otro
sin ser atacados de forma descuidada

Avanzamos cristalizando el paisaje,
mientras las miradas se complican entre
las horas de silencio que nos separan
y en las afueras todo se derrumba

Los trenes huelen a velocidad.

Nosotros… No

Publicado el 13/11/2009



Volver al laberinto